Tags:

REINO UNIDO.- Una pareja británica con dificultades financieras tras las fiestas de Navidad y Año Nuevo, discutían a menudo por su situación; sin embargo su suerte tras acudir a comprar zanahorias.

Martin Gilbey, de 50 años, y su pareja Tracy, se disponían a cocinar un asado tradicional de domingo y al percatarse que no tenían zanahorias el hombre fue a una tienda cercana a comprar los vegetales y adquirió también un boleto de lotería.

Gilbey se llevó tremenda sorpresa al checar el boleto de lotería que estaba premiado con 163 mil dólares; incluso verificó los números, eliminó e instaló una aplicación de teléfono celular para constatar que no existía error.

Al resultar ganadores Martin y Tracy decidieron que con el dinero ganado ayudarán a sus familiares.