Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Lo que se suponía iba a ser un día más de jornada laboral, resultó ser una gran sorpresa. Un hombre de New York, Estados Unidos, le hizo creer a su esposa que iban a trabajar con el fin de mostrarle la casa que compró para ambos.

Según la publicación de la red social, la pareja es dueña de una empresa de paisajismo, por lo que cuando el esposo le dijo a ella que irían a una vivienda para ver el tema de la decoración, la mujer inmediatamente pensó que trabajarían.

La esposa estaba viendo cómo luciría mejor el jardín de la casa. Tras comentarle al hombre lo que se podía hacer, este sacó de su bolsillo una llave y le dijo que la vivienda era suya, pues la había comprado para los dos.