FOTO: Instagram
FOTO: Instagram
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- El conductor de Venga la Alegría, Patricio Borghetti, anunció que donó plasma para colaborar en el tratamiento de tres pacientes con coronavirus, procedimiento que ha sido aplicado para aminorar los rastros de la enfermedad en otros infectados con COVID-19.

Fue a finales de marzo cuando “Pato” Borghetti fue diagnosticado con coronavirus después de que su pareja, Odalys Ramírez, resultó positiva y presentó los síntomas comunes del virus, como los problemas para respirar.

El también actor perdió el sentido del olfato, pero no presentó otro tipo de padecimiento referente a la afección que hasta ahora ha contagiado a más de 4 millones de personas en todo el mundo.

Todo este tiempo estuve diciendo que no tuve síntomas, que fui asintomático… pero sí tuve un síntoma y me acabo de enterar. Esto no lo sabe mucha gente, así que sí es importante que lo compartan para que puedan detectar una sospecha de contagio y es la pérdida del olfato. Me atrevo a contarlo porque sí me pasó
Patricio Borghetti, conductor de TV

Ambas personalidades superaron la enfermedad con éxito, por lo que decidieron ofrecer su plasma para colaborar en la atención de pacientes con coronavirus, tratamiento en el que se trasplanta material genético para generar los anticuerpos necesarios que ayuden a combatir la infección en aquellos que aún mantienen activo el virus en su organismo.

La pareja recurrió al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), primera institución en el país certificada para hacer uso de este tipo de tratamiento, el cual ayuda a disminuir la mortalidad y el desarrollo de complicaciones en estos pacientes.

Tras practicarles las pruebas necesarias, la dependencia determinó que sólo Patricio Borghetti fue apto para donar su plasma para al menos tres pacientes más.

“Yo ya doné plasma para el protocolo #covid19, te toca a ti”, informó el conductor a través de sus redes sociales.

En un video publicado en su cuenta de Instagram, el actor comentó que hizo esta donación en agradecimiento a los médicos que lo ayudaron a superar la enfermedad que lo mantuvo en confinamiento más de un mes.