Foto: Agencias.
Foto: Agencias.
Tags:

AUSTRALIA.- "No se puede dejar pasar esto"... La polémica crecía, este jueves en Melbourne, entre los tenistas que se vieron obligados a disputar las calificaciones del Abierto de Australia, con un aire que se hacía irrespirable, debido al humo de los incendios que asolan el sudeste del país.

Célebre como una de las ciudades más agradables para vivir del planeta, la capital del estado de Victoria ha sido estos días, sobre todo el martes, una de la más contaminadas del planeta.

Las autoridades municipales habían hablado de condiciones "peligrosas" debido al humo, aconsejando a los habitantes "permanecer en el interior de las casas con puertas y ventanas cerradas".

Pero los organizadores de la primera etapa del Grand Slam del año eligieron sin embargo mantener las calificaciones en el programa.

El pasado martes, la eslovena Dalila Jakupovic tuvo que abandonar en pleno partido tras haber sufrido violentas crisis de tos en la pista. Y varios jugadores necesitaron inhaladores para aliviar los problemas respiratorios.

Cuando más pienso en las condiciones en la que jugamos hace algunos días, más rabia me da", escribió este jueves en Twitter el británico Liam Broady, afirmando que "muchos" jugadores habían tomado medicamentos contra el asma, cuando nunca antes habían sufrido esta enfermedad.