Foto: Silicon
Foto: Silicon
Tags:

La mascarilla PuriCare Air Purifying que LG presentó en verano está disponible en el mercado español, con ventiladores que filtran y limpian el aire que respira el usuario y filtros HEPA 13 que eliminan el 97,3% de virus.

LG PuriCare Air Purifying Mask es una solución diseñada para hacer frente a los problemas de calidad de las mascarillas caseras y el coste medioambiental y económico de las desechables. Cuenta con dos filtros de alta eficiencia HEPA 13 que eliminan el 97,3% de virus y el 93% de bacterias además de filtrar polvo, polen y alérgenos.

La compañía surcoreana explica que la mascarilla está fabricada en silicona de grado médicocon seguridad electromagnética, y tiene un diseño ergonómico para que se pueda ajustar "a la perfección" a la cara. Es ligera (pesa 126 gramos) y tiene una tira ajustable y función antivahoque impide que se empañen las gafas.

Cuenta además con dos ventiladores para disponer de aire limpio y filtrado mientras que un sensor respiratorio patentado detecta el ciclo y el volumen de la respiración y ajusta la velocidad de los ventiladores según las necesidades del consumidor.

Y su batería de 820mAh ofrece hasta ocho horas de funcionamiento. LG ha creado PuriCare Air Purifying Mask con componentes reciclables y reemplazables,desde los filtros hasta las correas de las orejas, para generar un 90 por ciento menos de residuos al mes con respecto a las mascarillas higiénicas desechables.

Esta mascarilla puede complementarse con un estuche equipado con luces UV-LED con función de carga y esterilización con luz ultravioleta, que elimina el 99,99% de los gérmenes en solo 30 minutos, como recoge LG en un comunicado.

LG PuriCare Air Purifying Mask está ya disponible con un precio de 150 euros y de 120 euros para el estuche de carga y esterilización.

Los filtros adicionales se pueden adquirir por separado: filtro PuriCare de dos unidades, válido durante un mes con diez horas de uso al día (12 euros) y filtro Interior, en pack de 30 unidades, en el que cada filtro tiene una vida útil de siete días con un uso diario de diez horas (12 euros).