Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El sobrecargado panorama político de Estados Unidos se ha vuelto potencialmente más riesgoso para las empresas previo a la elección presidencial de 2020, como descubrió esta semana Goya, una compañía de alimentos con una clientela sumamente fiel.

La compañía que elabora productos utilizados en muchas cocinas hispanas, pero cuyos consumidores se extienden mucho más allá de ese sector, fue blanco de críticas después de que su director general elogiara al presidente Donald Trump en un evento de la Casa Blanca.

Goya fue fundada en Manhattan en 1936 por dos inmigrantes españoles, don Prudencio Unanue y su esposa Carolina. La compañía se jacta de ser el fabricante de productos alimenticios de propiedad hispana más grande de Estados Unidos.

Robert Unanue, nieto de los fundadores y ahora CEO de Goya, habló el jueves en un evento en el Rosedal de la Casa Blanca para anunciar una “Iniciativa para la prosperidad hispana”.

“Para todos nosotros es una bendición tener un líder como el presidente Donald Trump que es un constructor”, dijo Unanue desde un podio junto a Trump.

Casi inmediatamente, los hashtags #BoycottGoya, #GoyaFoods y #Goyaway (Goya vete) se volvieron tendencia en Twitter y otras redes sociales. Las expresiones de rencor empezaron a llegar de todos los sectores, sin que faltaran nombres políticos relevantes.