Nadie tiene por qué darnos nada. Aunque se escuche duro, nadie está obligado a pensar en nosotros, en hacer cosas por nosotros, ni tienen por qué ayudarnos o considerar nuestros sentimientos.

No es el deber ni de los amigos ni de los colegas, ni de la familia.

Hoy te quiero compartir cómo vivir sin expectativas con respecto a los demás, a no esperar nada de nadie, porque no es sano, pero sin embargo te quiero invitar a que no dejes de hacer algo por ti.

Si no te gusta algo no culpes a nadie, y actúa!!, porque aunque es verdad que no debe haber expectativas, si no te gusta algo tienes la obligación de no quedarte inmóvil y hacer algo. Cuando estés esperando algo de alguien, necesitas decírselo, necesitas preguntar y confirmar que ese alguien está pensando lo mismo que tú y hacerte cargo de que suceda.

A veces esperamos que con el sólo deseo de desear algo en concreto, tiene obligatoriamente que ocurrir y cuando no sucede, nos frustramos y nos llenamos de ansiedad y de angustia.

Aprendamos a reconocer lo que es controlable y lo que no.

No podemos controlar por ejemplo la actitud de los demás ni las circunstancias del mundo, pero sí podemos mejorar nuestra forma de enfrentar la vida. Responsabilízate por lo que esperas, aunque eso signifique pedir ayuda.

…¿Y si sueltas esas expectativas y dejas que la vida te sorprenda?

Soy Clara Villarreal y te invito a FLUIR! Lo que tenga que suceder, va a suceder, aprende a abrazar lo que viene, a ser más libre y feliz.

Twitter: @claravillarreal

contacto@claravillarreal.com