Los seres humanos tenemos centenares de filias, una cantidad muy superior de fobias, que en sentido terrícola está bien. Nuestros gustos, aficiones, apegos, no necesariamente son buenos y más cuando “nos han convencido” que algunos amores políticos son para bien.

Mexicanos de buena fe, soportamos la barrera de dos siglos de la mano de una venta esperanza que se repite. Lo he sostenido aquí, la historia nacional, es una colección de caprichos al gusto de los vencedores.

Afortunadamente, las universidades, las instituciones y los historiadores profesionales, fuera de nomina oficial, nos han enseñado, que Ni Somos Independientes, Ni Hubo Tal Revolución y Juárez no era tan honorable como está escrito en los libros de texto.

El punto es que, cuando dejemos atrás el 2020, los humanos podríamos hacer un alto, y en nuestro caso, los mexicanos, para razonar sobre el daño de nuestros odios, a la vez del valor de lo que tenemos, en términos de familia, hermanos, amigos y compañeros de trabajo.

Galimatías: ¿No les parece que usamos demasiado tiempo para odiar? ¿No les parece, que lo peor es que, ese mismo tiempo de malquerencia, es para profesar la saña de terceras personas?

(Hoy amanecí escuchando a Leo Dan, ese debe ser el detonante).

En contexto, no queda más, que dejar hacer y pasar los comentarios que de pronto algunos hacen, en Whatsapp y en general redes sociales, sobre el proceder de líderes y militantes, entre partidos.

En este estadio, me llama la atención, los que se hacen sobre el PAN-Tamaulipas, pero seamos objetivos.

Cuando vienen de no priístas o de personas que nunca estuvieron en nómina, excelente, están en pristino derecho.

Pero, cuando vienen de personajes que formaron parte de la llamada alta burocracia, cuidado con la memoria. Los que han estado en el poder, deben conocer, como pocos, las reglas de este sanguinario deporte.

Igual están los de “neo izquierda”, los recién insertados en Morena, o los pro de la Cuarta Transformación, cualquiera que sea su origen de partido.

Les juro que los entiendo, pero lo que me parece interesante, es que hayan olvidado muy pronto su pasado y travesuras.

Por eso hoy el llamado a la contención, a la razón y al comprender que, quienes están en el poder, Morena en el país y el PAN en Tamaulipas, quizá no están haciendo, ni más, ni menos, lo que en otros momentos, observamos en la vida política nacional.

Algunos se enojan, otros de plano gruñen y no aceptan que quienes están en territorio, hasta no hace mucho, hacían vida electoral con dinero de sus bolsillos y en menos casos, con patrocinios del sector privado.

Posdata: “Al luchar contra la angustia uno nunca produce serenidad; la lucha contra la angustia sólo produce nuevas formas de angustia”, diría Simone Weil.

Yo lo dejo en una palabra… rivotril… p´a los grillos…

Lo mejor de cada casa…

Aunque les duela, desde Carlos Salinas de Gortari, la CFE se la ha pasado dando tumbos y su modernización ha avanzado en sentido inverso. Es más, se me hace raro que un tengamos un sistema de energía nacional.

Nos parece importante advertir, que durante esta administración federal, todo va para peor en el territorio de las energías, por más incienso que le quemen al chavito Manuel Bartlett Díaz.

Hay quejas por todas partes y en defensa de los intereses del sur, el diputado por el Distrito 18, Miguel Gómez Orta, expresó que la CFE debe de ser regulada, luego de las constantes fallas en su servicio y la lentitud para atender los reportes de la ciudadanía. De empresa de Clase Mundial, a changarro en descrédito. Ojalá se pongan las pilas, “los venezolanos franceses”.

Y ya que estamos en el sur, avanzan las obras de pavimentación en diferentes sectores en municipios como Altamira con Alma Laura Amparan y Chucho Nader en Tampico, quienes son los que mayor riesgo mantienen.

Además de mantener servicios públicos óptimos, operar la Pandemia, no ha sido fácil, y eso si, de alto riesgo. Por cierto en el mismo sentido, en Nuevo Laredo el alcalde Enrique Rivas reveló que Julio fue el peor mes en el municipio en cuanto a contagios y fallecimientos por Covid-19.

Y por ello, Enrique Rivas Cuéllar, hizo un llamado a la ciudadanía para que atienda las instrucciones de las autoridades de salud. Tiene razón y más cuando la lucha se tiene quedar, además por la circunstancia de ser vecinos de Texas, los súper campeones de contagios.

Del cuarto piso.- Y ahora que hizo Xico… ya que los guarden.

Nostra Política.- Terminé la temporada de Blue Demon que esta en PRIME. De alta recomendación. Que sigan los éxitos de Alejandro Martínez, hijo de Antonio Martínez Torres. Gran historia, humor, lágrimas y catorrazos.

18 pendientes… Correo: jeleazarmedia@gmail.com

Twitter.- @JEleazarDeAvila