Tags:

OAXACA.- La víspera entró en vigor el segundo decreto emitido por el gobernador Alejandro Murat para ampliar las medidas que se tomarán para mitigar la propagación del COVID-19 en la entidad, entre las que se incluyen el cierre de hoteles y servicios de hospedaje para actividades turísticas, así como y playas.

Mientras, los restaurantes sólo funcionarán en la modalidad de servicio a domicilio, además también se contempla el cierre de centros comerciales, plazas públicas, tianguis, días de plaza y concentraciones religiosas, así como suspensión de la venta de bebidas alcohólicas, a partir de las 18:00 horas.

Asimismo, en un acuerdo establecido con las cámaras correspondientes, también se suspenden las actividades industriales no esenciales.

Los establecimientos que seguirán abiertos son farmacias, bancos, gasolineras y gaseras, sector salud, mercados, supermercados, tiendas de autoservicio, abarrotes, transporte público y de carga, expendios de productos de limpieza, servicios privados de emergencia, aeropuertos y terminales de autobuses.

El gobierno estatal también se comprometió a llevar a cabo las acciones necesarias para garantizar el abasto alimenticio, por lo que no debe presentarse un alza en sus precios que afecte la economía de las familias oaxaqueñas.

Dichas acciones contarán con el apoyo de elementos de la Guardia Nacional, Ejército Mexicano y la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) y se intensificarán las acciones de seguridad pública en todo el estado mediante el Plan DN-III y el Plan Marina.

Además de que en el decreto destaca que se aplicará todo el peso de la ley a quienes cometan delitos que atenten contra la seguridad de la población.

Dicho documento estará vigente en tanto dure la emergencia sanitaria y en términos de las disposiciones que expidan las autoridades sanitarias.