Tags:

NUEVO LEÓN.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó diversas anomalías en la cuenta pública, tales como posibles responsabilidades de funcionarios que pagaron con recursos federales a 84 servidores públicos por encima de los tabuladores autorizados, por 3.3 millones de pesos en 2017.

De acuerdo con el diario Excélsior, como resultado de una fiscalización realizada al gobierno del estado, la auditoría emitió diversas promociones de responsabilidad y observaciones a servidores públicos del gobierno en 2017 y 2018, a cargo de Jaime Rodríguez Calderón.

De tal forma, destacan las promociones de responsabilidad contra funcionarios de la Secretaría de Salud, que no acreditaron la salida del total de las dosis recibidas para el programa de vacunación universal en 2017.

También se detectó que se pagó con recursos de participaciones federales a 154 funcionarios después de su fecha de baja definitiva, por un importe de 3.2 millones de pesos.

En cuanto al Seguro Popular, se determinó que el gobierno de la entidad no realizó los registros contables de 72 millones de pesos en especie y tampoco los asignó, por lo que solicitó el inicio de una investigación para determinar la responsabilidad de los servidores involucrados.

En tanto, se observó un probable daño a la Hacienda Pública federal, por un monto de 29.1 millones de pesos en la adquisición de concreto premezclado y pilas de cimentación para el Sistema de Transporte Colectivo, donde no se justificó el cálculo de más de 33 por ciento de “desperdicio” de concreto.