Foto: San Pedro
Foto: San Pedro
Tags:

NUEVO LEÓN.- El municipio de San Pedro Garza García y el Instituto de Defensoría Pública firmaron un acuerdo para colaborar con el Sistema de Justicia Cívica municipal, que incluye la figura de defensor público de oficio para procedimientos administrativos ante un Juez Público.

Este esfuerzo tiene como objetivo la convivencia en paz, al contar con un sistema en el que podemos resolver nuestros problemas de tal manera que en todo el municipio se respire un ambiente de legalidad.

En el acto participaron el Alcalde Miguel Treviño de Hoyos y Santiago Antonio Piccone Berlanga, Director General del Instituto de Defensoría Pública de Nuevo León, además de autoridades de la Contraloría y Transparencia municipal.

Por su parte, el Alcalde Miguel Treviño destacó que se hará un referente para que pueda servir a otros municipios, pues es el primer municipio en el Estado que firma un convenio de colaboración con el Instituto con lo que se reafirma el compromiso de promover, respetar, proteger y garantizar los Derechos Humanos de todas las personas, además de que se dará un ejemplo didáctico a niños y jóvenes para aprender sobre la justicia.

Foto: San Pedro
Foto: San Pedro

“Es más fácil que los niños y adolescentes entiendan los principios de nuestro sistema de justicia a través de los casos sencillos que pueden ser faltas o cosas que se vean como muy menores, pero que tienen un impacto directo en ir generando conciencia en los ciudadanos y futuros ciudadanos de que hay reglas y que el sistema de justicia está para escuchar y equilibrar”, explicó.

El convenio de colaboración tiene 3 ejes fundamentales:
1) Organizar conversatorios periódicamente entre ambas instituciones con el propósito de compartir experiencias profesionales e identificar áreas de oportunidad en el ejercicio de las funciones, sea a nivel operativo o normativo.
2) Compartir programas de capacitación en técnicas de juicios orales, Derechos Humanos, técnicas de argumentación jurídica.
3) El compromiso de homologar la prestación del servicio de defensa pública acorde a los estándares internacionales y nacionales y de forma técnica, material y activa.

Una parte esencial del sistema de justica es asegurarse que todas las personas tengan acceso a una defensa jurídica profesional, aún y cuando no tengan los medios para pagar una.

Con el defensor de oficio el sistema se balancea, y todos los involucrados tienen la oportunidad de exponer su versión de los hechos, de apelar a las leyes que los protegen y de estar seguros de que sus argumentos fueron escuchados.

Con la colaboración del Instituto se ayudará a tener abogados profesionales, con sentido de la justicia y con la sensibilidad necesaria para saber la importancia de su trabajo en todo el sistema de justicia cívica.