Tags:

NUEVO LEÓN.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició de oficio dos expedientes de queja, uno por hacinamiento y sobrepoblación y otro por el fallecimiento de un migrante salvadoreño, ambos casos ocurridos en instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM) en Monterrey, Nuevo León.

En relación con las condiciones de hacinamiento en que estaban los migrantes, un grupo de aproximadamente ocho hombres, que había llegado horas antes al lugar, empezó a gritar y aventar las colchonetas, lo que ocasionó que las demás personas alojadas se alteraran, gritaran y buscaran salir de esas instalaciones.

Ante ello, personal migratorio solicitó la intervención de las autoridades policiales de Monterrey, quienes con agentes federales de migración controlaron la situación sin que ocurriera algún hecho lamentable, ni alguna detención, de acuerdo con información del INM.

Tras ese acto, la mayoría de los migrantes fueron trasladados al lugar conocido como "Expo Guadalupe", en el municipio Guadalupe, por ser más amplio y donde se determinará su situación jurídica migratoria.

Sobre la muerte del migrante de origen salvadoreño, el organismo defensor explicó que se trata de una persona que tenía siete días alojada en dicho lugar, al estar relacionada como víctima en una carpeta de investigación.

La CNDH detalló que cuando conoció esos hechos ocurridos este miércoles, personal de este organismo se trasladó a dichas instalaciones para observar el respeto a los derechos humanos de las personas migrantes que estaban en el lugar.