Tags:

NUEVO LEÓN.- En su mensaje dominical desde la Arquidiócesis de Monterrey, Monseñor Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey, destacó amar a Dios y cuidar al prójimo en estos tiempos por la pandemia de COVID-19.

Cabrera López señaló que en últimas fechas, se ha hecho pública la información, por parte de las autoridades de salud, del incremento en el número de contagios en nuestra ciudad y en parte del país. También dijo que es necesario no olvidarnos que la etapa crítica no ha sido superada del todo, por lo que no debemos confiarnos y relajar los cuidados.

Además dijo que aunque las autoridades han permitido la apertura paulatina de algunas actividades, también, y debido a las estadísticas nada favorecedoras, pueden dar marcha atrás y pedirnos que volvamos a recluirnos en nuestros hogares, situación que afectaría todo lo bueno que estamos logrando.

Respecto a las expresiones de fe en torno a las fiestas de la Virgen de Guadalupe, el arzobispo de Monterrey indicó que preparan algunas actividades virtuales para que, desde sus hogares o centros de trabajo, puedan participar de las peregrinaciones y de la Santa Misa en la Basílica de Guadalupe.

Recordó que este año no será posible hacerlo de forma presencial, como ha sido tradicionalmente, por lo que invita a toda la comunidad para que esté atenta a las publicaciones que en el transcurso de la semana se darán a conocer sobre la forma en cómo se realizarán virtualmente las peregrinaciones.

También invitó a todas las familias para que hagan de su hogar una casita de oración, un lugar en el que se venere de manera especial a la Madre de todos.

Por último, Monseñor Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey, envió una felicitación a Monseñor Felipe Arizmendi Esquivel, obispo emérito de San Cristóbal de las Casas, que recibirá el birrete cardenalicio el próximo consistorio del 28 de noviembre en Roma.