Foto: Composición Posta
Foto: Composición Posta
Tags:

NUEVO LEÓN.- En tiempos recientes, los problemas en las aulas de clase han ido más allá del nivel educativo, sino que estos han escalado a situaciones de riesgo donde la integridad de los alumnos, y su personal se han visto comprometidas.

Desde el caso ocurrido en el Estado el pasado 2017, donde un alumno del Colegio Americano del Noreste arremetió en contra de sus compañeros y docentes.

A partir del segundo semestre del año recién concluido, las amenazas de tiroteos en instituciones escolares tanto públicas como privadas comenzaron a hacerse cada vez más frecuentes, hasta llegar su punto de apogeo entre los meses de octubre y noviembre generando con esto un ambiente de pánico y tensión a la hora de ir a clases. Con aproximadamente 10 reportes de amenazas generados en el 2019, los cuales 6 de ellos ocurrieron en un periodo no mayor a 2 meses.

Pero ¿cómo y por qué se producen estas situaciones?

El 100% de las amenazas suscitadas se dieron a través de redes sociales, las cuales tras crear neurosis entre estudiantes, padres de familia, y personal educativo, no quedaron más que en falsas alarmas.

El origen de éstas mayormente viene luego de las situaciones de acoso escolar de las cuales son víctimas los estudiantes, pues dichos actos en contra de su persona, los obligan a caer en una situación de desesperación. Por otro lado, también existen aquellas alarmas las cuales su única función es el generar caos, pues simplemente se realizan en forma de broma de mal gusto.

Así mismo, otra de las cuestiones de origen se le atribuye a que es una replica a lo que sucede en las escuelas estadounidenses, en donde incluso dichas situaciones si van más allá de una amenaza, dejando con esto decenas de alumnos fallecidos.

Foto: Gobierno del Estado
Foto: Gobierno del Estado

¿Qué están haciendo las autoridades ante este tipo de amenazas?

Parte de las medidas tomadas por las autoridades, es el famoso operativo “mochila segura”, el cual consiste en revisar la mochila de cada uno de los estudiantes con el objetivo de identificar cualquier posible amenaza para la comunidad estudiantil y su personal. Dicha acción, acorde a la información presentada por el Gobierno, va dirigida a los estudiantes que se encuentren cursando los grados de 5to. y 6to. de primaria, así como los 3 niveles de secundaria.

Actualmente se desconoce si este operativo se está llevando a cabo, pues cabe mencionar que existe una parte de la población de padres de familia que desaprueban dicha medida, esto bajo el argumento que se acorde a artículos constitucionales se viola los derechos del estudiantado, inclusive posterior a lo argumentado, la SCJN analizará rigurosamente si realmente se irrumpen en dichos derechos.