Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El alcalde Tim Flynn estaba entusiasmado por ser otra vez anfitrión de los entrenamientos de los Cowboys de Dallas en Oxnard, la localidad que gobierna en California.

No será así.

La pandemia obligó a que la NFL abandonara, al menos por un año, una tradición que ha ido cayendo en desuso pero que aún siguen algunos equipos: Viajar para realizar sus campamentos de prácticas en otra ciudad.

Tal como los gobiernos, la liga impuso su propia versión de protocolos que piden quedarse en casa. Y ello pondrá fin a la racha de los Cowboys en California; detendrá la racha de 54 años seguidos de los Steelers de Pittsburgh en Latrobe, Pennsylvania y mantendrá a los Panthers de Carolina alejados del único campamento que han conocido los últimos 25 años.

Flynn no tendrá un último y formal adiós con el dueño de los Cowboys Jerry Jones. Los campamentos están programados para comenzar el 28 de julio.

“Esto es un poco decepcionante para mí individualmente, debido a que seguiré mi camino”, dijo Flynn, quien se postuló para otro puesto público en el condado de Ventura tras 14 años en el concejo de la ciudad de Oxnard, los últimos ocho como su alcalde.