Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- La Liga Femenina de Baloncesto (WNBA, en inglés) y su sindicato aprobaron este lunes que las jugadoras puedan llevar en sus camisetas los nombres de las mujeres que murieron en intervenciones policiales o en presunta violencia racial cuando la competición se reanude este mes en Florida.

Los nombres de Sandra Bland, Breonna Taylor y Vanessa Guillén, ya suenan como los que podían estar puestos en las camisetas de las jugadoras.

Taylor murió tras recibir varios impactos de bala que le disparó la policía en marzo, mientras se encontraba en su casa de Louisville (Kentucky).

Lonita Baker, la abogada de la familia de Taylor, dijo que escuchó por primera vez sobre el asunto de los nombres de Angel McCoughtrey, estrella de los Ases de Las Vegas, quien jugó en la Universidad de Louisville.

Poco después, Terri Jackson, directora ejecutiva de la WNBPA, fue la que se comunicó con ella y comenzó a formular planes sobre cómo la liga y sus jugadoras podrían trabajar para honrar a Taylor.

"La madre de Breonna, Tamika Palmerí, estaba muy honrada de que los jugadores quisieran hacer esto en honor a su hija y a todas las demás mujeres que murieron bajo custodia policial", declaró Baker. "Y también lo que provenga de las ventas de las camisetas irá a la Fundación Breonna Taylor".

Guillén, la joven soldado latina de 20 años, fue asesinada a martillazos, el pasado abril, por su compañero Aaron Robinson cuando se encontraban en la base de Fort Hood (Texas).

El presunto asesino luego descuartizó el cuerpo de Guillén con la colaboración de su novia Cecily Ann Aguilar y lo enterraron en varias partes.