Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- La mayoría de Morena y sus aliados del PT, Encuentro Social y el Partido Verde aprobaron en lo general la Ley General de Educación, con lo que se abroga la de Infraestructura Física Educativa, en una prolongada sesión en la que la oposición forzó un receso, en su afán por posponer el debate en el pleno.

Con 288 votos a favor y 129 en contra del PAN, Partido Revolucionario Institucional (PRI), PRD y Movimiento Ciudadano, se aprobó el dictamen, aunque para la discusión en lo particular se presentaron unas 55 reservas a la primera de las tres leyes secundarias de la reforma educativa.

Al inicio de la sesión, las fracciones de oposición presentaron diversas mociones suspensivas que fueron rechazadas por la mayoría de Morena, ante lo cual decidieron tomar la tribuna para insistir en la suspensión del debate o en que se declare un receso.

El coordinador de Morena, Mario Delgado, y su correligionario, Pablo Gómez, insistían en dar seguimiento a la sesión, en lo que los panistas calificaron como una presión a la presidenta de la Mesa Directiva, Laura Angélica Rojas Hernández, porque si decretaba el receso, la mayoría amagaba con destituirla del cargo.

Con base en el reglamento, Rojas Hernández llamó a un receso para dar tiempo al diálogo entre los coordinadores parlamentarios, que acordaron poner a votación económica la propuesta de posponer el debate y fue rechazada por Morena y sus aliados.

El dictamen señala que la nueva norma garantizará el derecho a la educación, reconocido en el Artículo Tercero Constitucional, y en los tratados internacionales de los que el Estado mexicano sea parte, cuyo ejercicio es necesario para alcanzar el bienestar de las personas.

Precisa que el Estado priorizará el interés superior de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en el ejercicio de su derecho a la educación, para lo cual garantizará el desarrollo de programas y políticas públicas que hagan efectivo ese principio Constitucional.

El Estado fomentará la participación activa de los educandos, madres y padres de familia o tutores, maestras y maestros, así como de los distintos actores involucrados en el proceso educativo y, en general, de todo el Sistema Educativo Nacional.

La presidenta de la Comisión de Educación, Adela Piña Bernal, fundamentó el dictamen, al comentar que garantiza la educación para los mexicanos desde la primera infancia hasta la educación superior.

Acompañada por los gritos morenistas de “ya cayó, ya cayó, la reforma ya cayó”, Piña Bernal aseguró que el dictamen se elaboró en la Comisión y atiende 11 propuestas del Partido Acción Nacional (PAN), cinco del PRI, dos perredistas, siete del Partido del Trabajo (PT) e igual número de Encuentro Social y aseveró que “ha llegado el momento de continuar con el proceso de cambio del sistema educativo”.

Por la oposición, Mónica Bautista Rodríguez del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y Cynthia López Castro, del PRI, aseveraron que con las leyes que se pretende aprobar reviven “las peores prácticas del corporativismo educativo”.

Cuestionaron el derecho que se otorga para dar preferencia a los egresados de escuelas normales en el otorgamiento de plazas, lo cual, en opinión de la priísta, constituye “el pago de favores políticos y la construcción de clientelas”.

Por Morena, Jorge Luis Montes Nieves cuestionó a la oposición por la toma de la tribuna; “se veían tan fi-finos y hoy sacaron el cobre”, y dijo que no se cansan de descalificar al magisterio, mientras que “nosotros los respetamos, los escuchamos”.

Más adelante, ante los comentarios por la interrupción en la tribuna, el diputado Juan Carlos Villarreal Salazar, de Movimiento Ciudadano, aseguró que si se trató de una toma “pedorra”, también es “pedorro el desperdicio que hacen de esa legitimidad que el pueblo les dio”.