Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- A casi un año de estar al frente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el ministro Presidente Arturo Zaldívar resaltó que los dos ejes primordiales de su administración han ido encaminados al combate de la corrupción y el nepotismo al interior del Poder Judicial.

“Estamos limpiando la casa (…) La corrupción y el nepotismo se alimentan de la impunidad que los ha acompañado. Que quede claro que esto se acabó”, aseguró este miércoles al rendir su primer Informe Anual de Labores.

En presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, Zaldívar resaltó que no se tolerará a servidores públicos que antepongan sus intereses personales a los de la justicia.

El nepotismo generalizado afecta nuestras funciones. La corrupción judicial genera desigualdad, es un flagelo que debilita todas las instituciones públicas”,
Arturo Zaldívar, presidente de la SCJN

Acompañado además por las presidentas de la Mesa Directiva del Senado y la Cámara de Diputados, Mónica Fernández y Laura Rojas, respectivamente, el ministro indicó que no se puede “juzgar desde una posición de privilegio”.

Destacó que actualmente los jueces son percibidos como miembros ajenos a la realidad y de una élite separada, por lo que aseguró que están laborando para “sacar de filas” a los servidores públicos que miran sus cargos como un privilegio y a los corruptos.

Además, señaló que la Corte se ha comprometido con la defensa de los derechos humanos.

Hemos entendido a los derechos como la vía para la construcción de una sociedad libre”,
Arturo Zaldívar, presidente de la SCJN