Tags:

PARÍS.- El museo Rodin de París reabrió el martes y espera que la venta de una edición limitada de bronces fundidos del escultor del siglo XIX ayude a compensar algunas de las pérdidas financieras debido a la caída de visitantes por la pandemia del coronavirus.

“La venta de los bronces es un elemento importante de nuestra estrategia comercial, que hemos estado desarrollando durante algunos años y contribuirá a la salud financiera del museo”, dijo su directora Catherine Chevillot.

El museo, que se autofinancia, tiene el objetivo de vender los bronces por un valor equivalente a 3 millones de euros por año, dijo. Los compradores van desde museos de todo el mundo hasta coleccionistas de arte.

El museo, que alberga las obras maestras de Auguste Rodin como “El beso” y “El pensador” recibió permiso del artista para fundir y vender bronces luego de su muerte.

Sin embargo, debe limitar las ediciones originales a 12 fundiciones, lo que significa que piezas como “El pensador” ya no podrán fundirse, mientras que cuatro ediciones más de “La puerta del infierno” podrán salir a la venta.

El museo, que abrió al público en 1919, y su parque de esculturas de tres hectáreas, atrajeron a 570.000 visitantes el año pasado. Alrededor del 75% eran turistas extranjeros.