Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Aún no ha sido inaugurada y la exposición privada “Van Gogh Alive: The Experience” ya ha causado gran expectativa entre el público mexicano.

La muestra -que ha estado en más de 60 ciudades y ha sido vista por seis millones de personas- reúne cerca de 3.000 imágenes entre pinturas, grabados, fotografías y videos que cuentan cronológicamente la vida y obra de uno de los pintores más famosos del mundo.

La exposición está pensada como una experiencia multisensorial que combina música, efectos de sonido y olores con imágenes en gran formato proyectadas en alta definición sobre muros, columnas, techos y pisos.

El montaje, en una carpa de 1.300 metros cuadrados en la explanada del Monumento a la Madre de la Ciudad de México, duró más de 40 días y en él participaron cerca de 500 personas.

“Es un reto enorme de producción, es llegar a una plaza y construir un museo digital con más de 500 personas”, dijo a The Associated Press Bernardo Novar, director general de Must Wanted Group, realizador de la exposición en México. “El más grande (reto) fue lograrlo en una plaza pública... hay tráfico, hay coches, hay ciudadanos y queremos convivir con ellos”.

La muestra fue creada en 2011 por la empresa australiana Grande Exhibitions con la tecnología SENSORY4, un sistema envolvente con imágenes de calidad cinematográfica. Los visitantes pueden caminar, sentarse o permanecer de pie en un solo lugar y tener una experiencia propia, pues la muestra se ve diferente desde distintos ángulos. “Van Gogh Alive” utiliza más de 50 proyectores de alta definición para mostrar las obras del maestro del postimpresionismo.

“Seguimos mejorando y aumentando la experiencia así que ésta es una versión más nueva de lo que hemos presentado antes”, dijo Rob Kirk, director de operaciones comerciales de Grande Exhibitions, durante un recorrido por la exhibición para la prensa.

Kirk señaló que la obra de Van Gogh es ideal para este tipo de formato.

“Es muy emblemática y colorida, funciona muy bien en este medio... Pero también tiene una historia muy interesante, fue un pintor activo sólo por 10 años de su vida, 1880 a 1890, y produjo una cantidad tremenda de trabajo por la que nunca fue reconocido en vida”.

La empresa también ha realizado proyectos sobre Leonardo Da Vinci e impresionistas franceses. De acuerdo con el ejecutivo, su misión es atraer a una población o grupo demográfico que no precisamente estaría interesado en ir a museos de arte pero que desea aprender, entretenerse e inspirarse.

“Lo que tratamos de hacer es romper las barreras y hacerlo más accesible para los visitantes”, dijo Kirk, quien afirmó que estarían muy interesados en poder hacer una exhibición similar con la obra de la pintora mexicana Frida Kahlo.

“Si podemos agregar a otros artistas nos encantaría, porque ha demostrado ser un medio muy popular que se abre a un público nuevo que no iría tradicionalmente a una galería de arte y creo que esa es una gran forma de difundir historia y arte, llevar la cultura a otras partes”, señaló.