Tags:

JAPÓN.- Las afamados cerezos en flor de Japón están ahora en todo su esplendor, pero las visitas se suspendieron por completo en Tokio debido al coronavirus.

La gobernadora de la capital japonesa, Yuriko Koike, reiteradamente pidió a los 13 millones de residentes quedarse en casa este fin de semana, ya que la capital está al borde de una explosión en infecciones del virus. Advirtió que habría cuarentena severa en la ciudad si la propagación del virus no se contiene.

La tarde del viernes, estaba cerrado el acceso al Parque Ueno, un lugar favorito para el “hanami”, o el avistamiento de flores. Los letreros leían “No grupos” o “Peligro, no entrar”.

Los parques vacíos fueron un cambio drástico comparado con el pasado fin de semana, cuando las personas llegaron en multitudes después de que el gobierno anunciara que acabarían los cierres nacionales de las escuelas, lo que provocó que muchas personas creyeran que el brote estaba controlado cuando en realidad empeoraba en la capital.