Tags:

FRANCIA.- El máximo tribunal administrativo de Francia ordenó la reconsideración de un límite de aforo de 30 personas para los servicios religiosos que fue impuesto por el gobierno para frenar la propagación del coronavirus.

La medida entró en vigor este fin de semana mientras Francia ha estado aliviando algunas de sus restricciones implementadas para controlar el virus, pero enfrentó oposición por parte de los sitios de culto y de algunos fieles, alegando que era arbitraria e irracional. Incluso antes del fallo, varios obispos habían anunciado que no cumplirían las restricciones y se tenía previsto que algunas iglesias la impugnaran.

El Consejo de Estado ordenó que el primer ministro Jean Castex modifique la iniciativa en los siguientes tres días.

Las iglesias, mezquitas y sinagogas francesas empezaron a reabrir sus puertas a los fieles este fin de semana, pero sólo algunos de ellos lo hicieron, mientras Francia empieza a reanudar sus actividades económicas con cautela tras su confinamiento más reciente a causa del coronavirus.

Muchas personas manifestaron su molestia fuera de varias iglesias de París, donde los sacerdotes realizaron servicios para grupos que superaban las 30 personas.

“La gente respetó las medidas de distanciamiento social a la perfección, cada una en su lugar y con suficiente espacio, así que no creo que haya algo de que preocuparse aquí”, comentó Laurent Frémont a The Associated Press tras la misa.

Para asistir a la misa, tuvieron que hacer reservación en línea y dar sus nombres a la entrada. Sin embargo, el protocolo de la Iglesia no pareció limitar el número de personas dentro del inmueble.