FOTO: AP
FOTO: AP
Tags:

BEIRUT.- Los investigadores iniciaron la remoción de los escombros en el puerto de Beirut el miércoles en busca de indicios sobre la causa de la explosión colosal que la víspera remeció la capital libanesa. El gobierno ordenó la prisión domiciliaria de las autoridades del puerto entre conjeturas de que una de las causas pudo ser la negligencia.

La investigación trata de determinar por qué se almacenaron 2.750 toneladas de nitrato de amonio, una sustancia altamente explosiva utilizada en la fabricación de fertilizantes, en un depósito durante seis años y por qué nadie hizo nada al respecto.

El miércoles empezaron a arribar vuelos internacionales con ayuda, mientras el gobierno trataba de afrontar las terribles secuelas de la explosión del martes en medio de la crisis económica y frente a una opinión pública que atribuye el desastre al desgobierno crónico y la corrupción de la élite dominante.

La explosión en el puerto causó al menos 135 muertes y heridas a unas 5.000 personas, dijo el ministro de Salud, Hamad Hassan. Los hospitales no daban abasto y uno que resultó dañado debió evacuar a todos los enfermos a un campo cercano. La onda expansiva dañó edificios en kilómetros a la redonda y el gobernador de Beirut dijo que cientos de miles de personas tal vez no podrán regresar a sus hogares durante dos o tres meses.

Fue la explosión más destructiva en un país con una larga historia de devastación, una guerra civil de 1975 a 1990, conflictos con Israel y ataques terroristas periódicos.

Un alto funcionario del Departamento de Defensa estadounidense y un agente de inteligencia dijeron que no había indicios de un ataque por un estado nacional o fuerzas intermediarias. Los dos hablaron con The Associated Press bajo la condición de anonimato por no estar autorizados a revelar públicamente información de inteligencia. Ambos funcionarios dijeron que la causa aparente fue la acumulación indebida de explosivos.