Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Las autoridades de sanidad de todo el mundo están intentando obtener más respiradores para tratar a pacientes infectados con el coronavirus, pero algunos médicos han decidido prescindir de esas máquinas cuando pueden.

La razón: algunos hospitales han reportado tasas de muertes inusualmente altas de pacientes con coronavirus conectados a respiradores, y hay médicos que temen que las máquinas para respirar pudieran estar dañando a algunos enfermos.

La evolución de los tratamientos pone de relieve el hecho de que los doctores aún están aprendiendo la mejor forma para manejar un virus que emergió hace apenas unos meses. Se están basando en datos anecdóticos en tiempo real mientras reciben una oleada de pacientes y los suministros básicos escasean.

Los respiradores mecánicos envían oxígeno a los pacientes cuyos pulmones están fallando. Utilizar las máquinas involucra sedar al enfermo y meterle un tubo por la garganta. Las muertes de ese tipo de pacientes son comunes, sin importar la razón por la que requieran la ayuda para respirar.

En términos generales, de 40 a 50% de los pacientes con dificultad respiratoria severa mueren mientras están conectados a un respirador, de acuerdo con expertos. Pero 80% o más de los enfermos con coronavirus que fueron colocados en las máquinas en la ciudad de Nueva York han fallecido, informaron las autoridades municipales y estatales.

Se han registrado también tasas de mortalidad más altas de las normales en otras partes de Estados Unidos, dijo el doctor Albert Rizzo, director médico de la American Lung Association.