Tags:

INDIA.- India recurrió a la pompa para ofrecer una colorida y alegre bienvenida al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que el lunes comenzó una vertiginosa visita de 36 horas más centrada en el espectáculo que en la política, y que incluirá un gran mitin para reafirmar los lazos bilaterales además de ofrecer una imagen de prestigio exterior para un presidente que aspira a la reelección este año.

Más de 100.000 personas llenaron el estadio de cricket más grande del mundo, ofreciendo a Trump el público más numeroso para un mitin en su carrera política, en el acto estrella de una jornada con tres actos de potencial propagandístico: una visita a la antigua casa del líder de independencia de India Mohandas Gandhi, el mitin y un viaje al conocido Taj Mahal.

Casi todos los que esperaban en el estadio recién construido en Ahmedabad, en el oeste del país, llevaban una gorra blanca con el nombre del acto, “Namaste, Trump”, o “Bienvenido, Trump”. La gente vitoreó cuando se anunció a Trump y al primer ministro indio, Narendra Modi.

Trump inició su discurso declarando que había viajado 8.000 millas para llevar el mensaje de que “Estados Unidos ama a India, Estados Unidos respeta a India y Estados Unidos siempre será fiel y amigo fiel del pueblo indio”.

El acto incluía soldados de uniforme, una selección musical que combinaba éxitos de Bollywood y temas habituales en los actos de campaña de Trump, incluido un tema de Elton John que pareció desconcertar a la mayoría de los asistentes. Trump disfrutó de la jubilosa recepción que no ha encontrado en muchos viajes extranjeros, algunos de los cuales incluyeron enormes protestas y gélidos estrechones de manos de líderes mundiales. En su lugar, en India recibió un cálido abrazo -literalmente- del primer ministro Narendra Modi, con el que comparte aspectos ideológicos y que suele dar abrazos.