Alessandro Di Meo/Pool Photo vía AP
Alessandro Di Meo/Pool Photo vía AP
Tags:

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco elogió el Jueves Santo a los sacerdotes y al personal médico que atienden las necesidades de los enfermos con COVID-19, y los describió como “los santos de al lado”.

Francisco celebró la misa vespertina de Semana Santa en la Basílica de San Pedro, que estuvo cerrada al público debido a las restricciones que se han implementado para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Las mismas precauciones obligaron al papa a prescindir del ritual simbólico que tradicionalmente se lleva a cabo el jueves antes de la Pascua, en el que lava los pies de otros en señal de humildad.

El año pasado lavó los pies de 12 reclusos en una prisión cercana a Roma. El ritual recrea el pasaje bíblico cuando Jesús lavó los pies de sus 12 apóstoles en la última cena antes de su crucifixión.

Francisco, quien lucía cansado y con voz apagada, también expresó consternación porque los sacerdotes han sido insultados o equivocadamente calumniados debido a los escándalos en torno a la Iglesia católica que involucran clérigos pedófilos.

Muchas veces no pueden ir a la calle porque les dicen cosas malas en referencia “al drama del descubrimiento de los sacerdotes que han hecho cosas malas”, dijo Francisco.

Hace unos días, el máximo tribunal de Australia desestimó las condenas del cardenal George Pell por cargos de abuso sexual de menores.

Pell, exministro de finanzas del papa, pasó 13 meses en una prisión de su natal Australia. Francisco no lo mencionó ni citó un caso específico en sus comentarios.