CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco declaró el lunes que el populismo tiene sus raíces en “la indiferencia egoísta” y es terreno fértil para todo tipo de odio incluyendo el antisemitismo.

El pontífice ofreció sus declaraciones en una reunión con una delegación del Centro Simon Wiesenthal, un grupo de derechos humanos que se dedica a combatir el antisemitismo.

Francisco recordó que en 2016, en un peregrinaje a Polonia, rezó en el sitio del campo de concentración Auschwitz-Birkenau.

El papa condenó “el bárbaro resurgimiento del antisemitismo” y el hecho de que el populismo ofrece un terreno fértil “donde el odio crece rápidamente”.

El antisemitismo ha estado resurgiendo en Europa en tiempos recientes, simultáneamente con el renacer de movimientos populistas.

Francisco recomendó, para contrarrestar el odio, animar la integración y el entendimiento mutuo.

“Nunca me cansaré de condenar con firmeza todo tipo de antisemitismo”, enfatizó el papa.