Tags:

FRANCIA.- Los delincuentes están abusando del temor de la gente y están afectando la atención médica durante la pandemia del coronavirus al vender productos falsificados, hacerse pasar por trabajadores de la salud y hackear computadoras en momentos en que muchas personas trabajan desde casa, informó el viernes la agencia policial europea.

En un caso, un ciberataque a un importante hospital en la República Checa en donde se hacen pruebas de COVID-19 forzó la cancelación de cirugías programadas, dijo en el informe Europol.

Los grupos de la delincuencia organizada, conocidos por identificar oportunidades nuevas y abusar de ellas, han encontrado nuevos caminos para estafar a las personas vulnerables por los temores del virus que, como los delincuentes, no conoce fronteras, según el reporte.

“Los delincuentes rápidamente aprovecharon oportunidades para explotar la crisis al adaptar sus modos de operación o desarrollar nuevas actividades delictivas”, informó en un comunicado la directora ejecutiva de Europol, Catherine de Bolle. La capacidad de los grupos de delincuencia organizada de “explotar esta crisis significa que constantemente tenemos que estar vigilantes y preparados”, agregó.

El informe de Europol detalla cuatro vías principales para actividades ilícitas: ciberdelincuencia, fraude, falsificaciones y bienes de calidad inferior, y crimen organizado contra la propiedad. Los delincuentes manufacturan y venden productos de alta demanda como mascarillas o medicamentos, se hacen pasar por trabajadores médicos para entrar a sus casas o negocios, y acceden a una mina de oro informática cuando muchos europeos ahora hacen sus trabajos por internet en casa.

La actividad delictiva relacionada con el coronavirus no se limita a Europa. Un operativo entre el 3 y 10 de marzo en 90 países supervisado por la agencia policial internacional Interpol, encontró sospechosos en busca de dinero rápido, principalmente a través de la venta de mascarillas y medicamentos falsificados.