Foto: Twitter
Foto: Twitter
Tags:

ARGENTINA.- El gobierno argentino llega este viernes al final del proceso de reestructuración de su deuda, con el vencimiento del plazo para adherir a la oferta de canje de unos 66 mil millones de dólares a la que espera se sumen los principales acreedores.

"Tenemos altísimas expectativas en el número de acreedores que entren al canje", adelantó Sergio Chodos, representante argentino ante el Fondo Monetario Internacional.

A una primera oferta presentada el 16 de abril y que fue rechazada por la mayoría de los acreedores, Argentina hizo luego dos enmiendas, la más reciente el 4 de agosto con la cual consiguió la aprobación de los principales fondos de inversión, con cerca de la mitad de los bonos en su cartera.

La propuesta argentina pasó de pagar un promedio de 39 dólares por cada 100 a 54,8 dólares por cada 100. El canje incluye bonos emitidos en anteriores reestructuraciones de 2005 y 2010 y otros títulos colocados a partir de 2016.

Aunque la oferta cierra este viernes, los resultados no se conocerán hasta el lunes. Los bonos de 2005 y 2010 requieren de una adhesión de 85% de sus titulares, mientras que los emitidos a partir de 2016 tienen una exigencia menor, de 66%.

De lograr un canje exitoso, Argentina quedará fuera del default en el que incurrió desde mayo, al incumplir primero con el pago de 500 millones de dólares en intereses de tres de los bonos sujetos al canje y después con 600 millones más en intereses de otros dos papeles.