Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Amazon despidió a un empleado que organizó un paro en un almacén en Nueva York para demandar mayores protecciones contra el coronavirus, diciendo que el trabajador incumplió las restricciones de distancia y puso en peligro a otros.

La decisión motivó una reprimenda de la fiscal general de Nueva York, Letitia James, quien pidió a la Junta Nacional de Relaciones Laborales investigar el caso. James dijo que su oficina también pondera opciones legales y señaló que el derecho de los trabajadores a organizarse está protegido en el estado.

“Es una vergüenza que Amazon haya despedido a un empleado que valientemente actuó para protegerse y proteger a sus colegas”, dijo James en una declaración.

Pero Amazon dijo que Christian Smalls recibió varias advertencias por violar las directrices de distanciamiento social. La empresa dijo que Smalls se presentó en la protesta en el almacén en Staten island el lunes pese a una orden para permanecer en casa por 14 días por haber tenido contacto con un compañero de trabajo a quien se le diagnosticó el coronavirus. La compañía dijo que Smalls pudo ausentarse con paga durante dicha cuarentena.

Smalls no respondió de momento a pedidos de comentario.

Varios trabajadores de Amazon salieron del almacén, demandando que la instalación fuese cerrada y limpiada durante un período de licencia con sueldo luego que el empleado dio positivo por el virus. Se esperaba que unos 100 trabajadores participaran en la protesta, pero Amazon dijo que el número real fue mucho menor.

La compañía dijo que ha dado pasos enérgicos para proteger a sus empleados del virus, incluyendo medidas de limpieza y distanciamiento social. Amazon está tomando la temperatura de cualquiera que ingrese al almacén en Staten Island, un paso que dijo se adoptará en otras instalaciones lo más pronto posible.