Nathan Patterson/NSW Police vía AP
Nathan Patterson/NSW Police vía AP
Tags:

AUSTRALIA.- Policías con equipo protector abordaron un crucero para recopilar evidencia e interrogar a los tripulantes de la embarcación que ha sido vinculada a cientos de infecciones y 15 muertes por coronavirus en Australia.

Unos 2.700 pasajeros desembarcaron del crucero el 19 de marzo en Sydney, y desde entonces, se ha convertido en la principal fuente de infecciones de coronavirus en Australia. Más de 600 casos y 15 muertes de COVID-19 están vinculadas al crucero, el Ruby Princess.

La policía de Nueva Gales del Sur, que abordó el crucero la noche del miércoles en Port Kembla, al sur de Sydney, dijo que espera permanecer en el puerto 10 días con sus 1.040 tripulantes sometidos a evaluaciones médicas. Unos 200 tripulantes han tenido síntomas de COVID-19, mientras que 18 dieron positivo para el virus que lo provoca. Los trabajadores que permanecen a bordo son de 50 países.

El comisionado de la policía de Nueva Gales del Sur, Mick Fuller, informó el jueves que los agentes decomisaron una caja negra “muy similar a aquella de los aviones” y otra evidencia, y agregó que el capitán había sido de mucha ayuda.

“Puedo confirmar que todavía hay más de 1.000 miembros de la tripulación en la embarcación”, indicó. Tres cuartas partes de ellos quieren permanecer a bordo, agregó. “Se sienten seguros en la embarcación y creo que eso es una buena conclusión”.

El propietario del crucero, Princess Cruises, es una subsidiaria de la Carnival Corporation. Carnival Australia no respondió de momento la petición de comentario.

El ministro de Salud, Greg Hunt, informó el jueves que hubo 96 casos nuevos, la primera vez que por debajo de los 100 desde el 17 de marzo. El pico fue el 28 de marzo con 457 casos registrados. Ha habido un total de poco más de 6.000 casos y 51 muertes en Australia por el virus.