FOTO: cronicaguanajuato
FOTO: cronicaguanajuato
Tags:

GUANAJUATO.- Una acumulación inusual de químicos que produce la industria curtidora y la falta de uso de mascarillas de protección podrían ser las causas de la intoxicación que provocó la muerte de cinco trabajadores del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León.

Fue un accidente, algo muy lamentable, desgraciadamente las cosas se salieron de control, y hubo un accidente lamentabilísimo.

“Sí tenemos protocolos de seguridad, se les entregaron mascarillas y desgraciadamente no las llevaban puestas en su momento”, comentó el presidente del Consejo Directivo del Sapal, Jorge Ramírez Hernández.

El hecho se registró el viernes aproximadamente a las 9:15 de la noche en el módulo de desbaste de la planta de tratamiento de aguas residuales del Sapal que se ubica en la colonia Arroyo Hondo.

Luego de que el Ministerio Público liberó el área en donde fallecieron los trabajadores, Sapal realizó un monitoreo de las concentraciones de ácido sulfhídrico, sin encontrar anomalías.

Los resultados anteriores permiten suponer que se generó una alta concentración de gases tóxicos en un área abierta, es decir, al aire libre dentro de las instalaciones”, informó Sapal.

Agregó que “es común la formación de ácido sulfhídrico en el medio ambiente de las plantas de tratamiento de aguas residuales”.