Foto: Panorama.
Foto: Panorama.
Tags:

SUIZA.- La FIFA quiere sancionar con más dureza las ofensas discriminatorias en los estadios, por lo que los partidos que se interrumpan por esta razón se declararán como perdidos, según el nuevo reglamento disciplinario, anunciado este jueves y que entrará en vigor el lunes.

"Salvo circunstancias excepcionales, si un partido es interrumpido definitivamente por el árbitro debido a comportamientos racistas y/o discriminatorios, será declarado perdido por vía administrativa", señala el texto.

La sanción la recibirá el equipo cuyos seguidores sean responsables de los incidentes y podría aplicarse también en un partido de la Copa del Mundo.