Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

INGLATERRA.- Un triste caso de abandono se registró en la ciudad de Kent, Inglaterra. El perro atado a las rejas de un local dedicado a los animales. Le habían puesto una nota.

En ella decía que había sido dejado en el mismo lugar donde fue encontrado porque “no aprendí a ser bueno después de 10 años”.

“Gracias y perdón por los inconvenientes”, puntualiza la misiva.

Ante la situación, el Consejo de Swale pidió en las redes sociales ayuda para localizar al propietario.

La división dedicada al rescate de animales emitió un mensaje que dejó más dudas que respuestas: “pudimos ponernos en contacto con su dueño, y no todo es lo que parecía al principio”. Sin embargo, no entregaron más explicaciones.

Lo que sí se sabe es que muchas personas se han solidarizado para brindarle un hogar a este labrador y que allegados a la familia que lo tenía a cargo han manifestado desconocer los crueles planes para esta mascota.