Foto: Archivo
Foto: Archivo
Tags:

COAHUILA.- La pandemia de COVID-19, ha hecho que los Gritos de Independencia de México en su aniversario 210, sean diferentes ya que la tradicional Plaza de Armas de Saltillo no se lleno de gente para gritar y celebrar junto con el gobernador actual, Miguel Riquelme.

Los primeros en iniciar el festejo fue la Banda de Guerra de la Universidad Autónoma de Coahuila, a las 21 horas con 49 minutos empezaron a sonar los instrumentos.

Dentro de la ceremonia se encontraba el Ejercito mexicano, soldados del 69 batallón de infantería nacional, elementos de la Guardia Nacional, policía especializada, policía de acción y reacción, policía civil, policía penitenciaria, policía metropolitana de Coahuila, así como agentes de tránsito, además del personal médico de la Secretaría del Estado y militar.

A las 10 en punto el gobernador Miguel Riquelme recibió la Bandera por parte de la escolta del Ejercito Nacional para después dar el Grito de la Independencia, acompañado de su esposa Marcela Gorgón Carrillo.

Vivan los héroes que nos dieron patria y libertad, viva Hidalgo, vive Morelos, vive Josefa Ortiz de Domínguez, viva Múzquiz, viva Allende, viva la unidad de los mexicanos, viva nuestro personal médico, viva nuestro personal médico, viva Coahuila, viva México, viva México, viva México.
Miguel Riquelme

Después del grito se entonó el Himno Nacional que fue cantado por los 300 elementos que se encontraban en la plancha de la Plaza de Armas, enseguida Riquelme regreso la bandera a la escolta.

La ceremonia terminó con fuegos artificiales y la transmisión de redes sociales y televisión sonó el Himno de Coahuila con nuevas imágenes.