Tags:

Para Michael B. Jordan, la sincronía lo es todo. Así que cuando el actor laureado con el Premio SAG marchó en una protesta del movimiento Black Lives Matter en Los Ángeles el mes pasado para exigir que Hollywood incremente drásticamente su diversidad en las filas ejecutivas, era un momento para el cual se sintió preparado.

“Creo que siempre ha estado latiendo dentro de mí, pero creo el momento justo lo es todo. ¿Quién iba a saber que íbamos a estar en esta pandemia? Y además de eso, otro asesinato estúpido a manos de las autoridades”, dijo el actor de 33 años de “Just Mercy”. “Siempre he elegido ser muy estratégico al hablar cuando realmente tiene impacto y realmente es importante... Y quiero trabajar y evolucionar y crecer con gente que tiene la misma sensación de urgencia”.

Jordan, cuyo papel revelación en “Fruitvale Station” seguía a un hombre negro asesinado por un policía de tránsito de Oakland, canalizó esta urgencia de cambio y sanación en “A Night at the Drive-In”, o “Una noche en el autocine”. La meta es celebrar “voces multiculturales y diversas en el cine con la esperanza de unir comunidades”. Jordan y su compañía productora, Outlier Society, que eligieron cuidadosamente las películas, se asociaron con Amazon Studios para esta iniciativa.

Las películas se proyectarán cada quince días los miércoles hasta el 26 de agosto e incluyen películas exitosas como “Crazy Rich Asians” (“Locamente millonarios”) y la película de Jordan “Black Panther”, junto con clásicos como “Do the Right Thing” (“Haz lo correcto”) y “Coming to America” (“Un príncipe en Nueva York”). Se exhibirán en 20 ciudades incluyendo Nueva York, Los Ángeles y Houston, además de ciudades más pequeñas como Savannah, Georgia; Augusta-Aiken, Carolina del Sur y Knoxville, Tennessee.

Las funciones son gratuitas, y la mayoría de los asistentes son elegidos por organizaciones comunitarias locales y benéficas. La iniciativa también busca promover el registro electoral.