Foto: Twitter/@vampipe
Foto: Twitter/@vampipe
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Pese al alza de casos de COVID-19, desde temprana hora se registra una larga fila de fieles católicos para ingresar al templo de San Hipólito donde se celebra cada 28 de octubre a San Judas Tadeo.

El templo fue abierto después de las 7:00 horas para recibir a los feligreses con las medidas de prevención. Deben portar cubrebocas en todo momento.

Los devotos pueden permanecer máximo 5 minutos dentro de la iglesia, para que más tarde pueda entrar otro grupo de personas. Se trata de recorridos controlados.

A través de redes sociales, usuarios señalan que no existen los protocolos de sanidad y puede ser un riesgo de contagio masivo.