FOTO: Especial
FOTO: Especial
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Más de tres mil policías serán desplegados en las inmediaciones de los cementerios en la Ciudad de México, los cuales permanecerán cerrados el 1 y 2 de noviembre, a fin de evitar aglomeraciones e invitar a las personas a retirarse a sus casas para evitar contagios de COVID-19, informó ayer la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

El operativo preventivo, de vigilancia y movilidad estará apoyado por 700 vehículos que realizarán labores de control de tránsito, así como de prevención y vigilancia.

Personal de los C-2 y el C-5 apoyarán las acciones con el monitoreo de cualquier acto que altere el orden público o ponga en riesgo la seguridad e integridad de las personas, así como su salud.

Agentes de la Subsecretaría de Control de Tránsito efectuará las acciones necesarias en las vías de acceso e inmediaciones de los panteones, para evitar el estacionamiento en vías de acceso y circulación vehicular.

Además, con el fin de reportar la situación precaria o de alteración del orden en las instalaciones, habrá estrecha coordinación con los responsables de cada cementerio para proporcionar los apoyos necesarios.

Finalmente, con estas acciones, la corporación policíaca refrendó el compromiso de prevenir y salvaguardar la integridad de los ciudadanos, al invitarlos a quedarse en casa, mientras cambia el semáforo epidemiológico que aún es color naranja con estado de alerta