Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Después de que la escuela primaria de su hijo en Buffalo, Nueva York, cerrara debido al coronavirus, Roxanne Ojeda-Valentin regresó al colegio con bolsas de compras para llevarse a casa los libros de texto para sexto grado y tareas preparadas por los maestros para las próximas semanas.

Esta madre soltera con un trabajo de tiempo completo se unió así a millones de padres en todo el país, y en todo el mundo, que de repente asumieron el papel de maestros de sus propios hijos, haciendo malabarismos con los planes educativos, tareas y otras asignaciones.

“Es un gran experimento”, dijo Ojeda-Valentin cuando salió del colegio, su segunda escala después de recoger materiales en la escuela de su hija de cuarto grado.

Incluso en los distritos escolares que brindan asesoría remota, la carga de esta tarea recaerá en los padres. En otros, los padres deben buscar sitios web educativos y materiales curriculares por su cuenta. Y aunque los desafíos son desalentadores para todos, pueden ser casi imposibles de superar para los padres con limitado acceso a la tecnología y sus propios niveles de educación.

En todo Estados Unidos, más de 118 mil escuelas públicas y privadas en 45 estados han cerrado, afectando a 53 millones de estudiantes, según un recuento de la Semana de la Educación. Si bien muchos cierres se anunciaron inicialmente a corto plazo, los padres se preguntan si las escuelas reabrirán este año académico a medida que se intensifica el brote.