Foto: Cultura Colectiva News
Foto: Cultura Colectiva News
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque inicialmente fue creada como una cápsula para trasladar pacientes de enfermedades graves como meningitis o tuberculosis, la cápsula XE está ayudando a que personas que presentan síntomas o son diagnosticados con COVID-19 puedan ser llevados a hospitales, sin que esto implique riesgos de contagio para el personal médico.

Diseñada por el ingeniero Fernando Avilés, director de Empresa de Equipos y Servicios Médicos, la XE es una cápsula similar a la que se utilizó en epidemias de ébola en África.

Instalada sobre una camilla, la cápsula está elaborada con diversos tipos de plásticos especiales, textiles y material que se utiliza en los sistemas de ventilación de aviones; es operada por un controlador electrónico que genera un efecto de presión negativa; es decir, reduce la presión atmosférica dentro de la cápsula y genera un vacío interno del aire, lo que garantiza que ningún virus salga.

También, cuenta con un sistema de filtración de aire HEPA que permite que el aire que sale no tenga partículas contaminadas.

La cápsula es un desarrollo que empecé más o menos un año porque en esta empresa que tengo se dedica al transporte de pacientes en unidades de alta tecnología, y teníamos muchos pacientes que nos requerían los hospitales transportar que tenían meningitis y tuberculosis y otras enfermedades contagiosas. El problema de estos casos es que el paramédico venía muy cerca del paciente y eso implicaba un riesgo para todo el personal
Fernando Avilés, director de Empresa de Equipos y Servicios Médicos